Meditación con Cuencos

medita san martin

Las frecuencias que emiten los cuencos hacen resonar la materia a su alrededor. Son suficientes pocos minutos para que una persona pueda profundizar en estados de relajación y meditación. Pues los sonidos de estos instrumentos son desestructurados, similares a los sonidos de la naturaleza.

El campo mental se silencia, las emociones se equilibran, y se comienza a experimentar la paz. De su vivencia se obtiene el bienestar.

Nos afecta desde lo más profundo de nuestras almas. Los sentimientos comienzan a fluir en direcciones que no pueden preverse, formando canales para futuros sucesos. Puede producirse una inesperada transformación interna.

Mientras más nos tranquilizamos, mayores las posibilidades de entregarnos a los cuencos, conectarnos y volar. Una vez que llegamos a este estadio podemos trabajar con la conciencia espiritual.

La música de los cuencos son cantos sagrado, la actividad se vuelve sacra, particularmente cuando sus energías sanadoras y transformadoras ejercen sobre nosotros, pudiendo experimentar su propia belleza interior, alcanzando un sentimiento de dicha y satisfacción en esta atmósfera meditativa.

meditacion san martin

Cuando el “baño sonoro” es en un encuentro grupal, las posibilidades son muy amplias, pues además de mitigar el stress, podemos (y esa es nuestra propuesta) disolver nuestra personalidad, olvidarnos del ego, y contactar con el trasfondo silencio que observa. Y desde allí, comprender que el Silencio interior dentro de mí, es el mismo silencio interior dentro de tí.
—-

La actividad consiste en entregarse, acostados a la guía de una Meditación, con sonidos armonizadores de fondo, y la sutil vibración de los cuencos y gongs para los sentidos interiores.

Este es el método: Observando tu aliento entrar y salir, sin perder su pista. Eso es todo. No has de cambiar tu respiración. Sencillamente respira, tal y como lo haces. Solamente introduce una nueva cualidad: la Atención.

Exhalas; observa. Inhalas; observa. te fijarás: el aliento tocando tus fosas nasales un instante; te darás cuenta. Puedes concentrarte ahí: inhalas, sientes el aliento en tus fosas nasales; luego exhalas, lo sientes de nuevo. Fija tu atención en la punta de la nariz. No es que tengas que concentrate en la punta de la nariz; solamente has de permanecer alerta, consciente, observando. Al principio te perderás una y otra vez, depués regresarás. Es difícil para ti, para algunos es difícil observarlo. Entonces puedes observar la respiración en el vientre. Cuando inhalas, el vientre se dilata. Cuando exhalas, el vientre baja. Sigue observando tu vientre. Si tienes un vientre prominente, te ayudará.medita san martin

La meditación no es algo difícil. Es simple. Precisamente debido a su simpleza es por lo que a la vez es difícil. Te gustaría hacer muchas cosas y no hay nada que hacer; ése es el problema. Es un gran problema porque se nos ha enseñado ha hacer cosas. Preguntamos qué deberíamos hacer y la meditación supone un estado de no hacer, no has de hacer nada, has de dejar de hacer. Has de estar en un estado de total inactividad. Incluso el pensar es hacer; abandónalo también. El hacer, el sentir, el pensar, todo desaparece; simplemente eres. Esto es ser. Y ser es meditación. Es muy simple.


—–> Horarios de Clases Aquí<—-


rmonización cuencos san andres, meditación cuencos san martin, cuencos ballester
Anuncios